top of page

Espiritualidad feminista. Intersecciones: el cuerpo, la justicia y la ecología. XXI JORNADAS ATE

El fin de semana, 11 y 12 de noviembre, en Madrid, se han celebrado las Jornadas de la Asociación de Teólogas Españolas (ATE) en el colegio Mayor Mara. El título de las mismas es Espiritualidad feminista, Intersecciones entre el cuerpo, la justicia y la ecología..

La acogida y bienvenida a todas las presentes fue realizada por Silvia Martínez Cano, Presidenta de ATE. Una de las tareas de la teología feminista de estas últimas décadas ha sido problematizar y repensar la espiritualidad cristiana desde la experiencia de las mujeres. Hoy tenemos la posibilidad de hablar de la espiritualidad femenina y feminista desde la certeza de que las mujeres y los hombres son fuente de experiencia religiosa, fresca y renovadora.


Inés Abril Stoffels, socióloga y trabajadora social, experta en inmigración, personas sin hogar y violencia de género y María Belén Brezmes Alonso, religiosa de las Hijas de Jesús, teóloga y filóloga, siendo ambas miembros del seminario permanente de la Red Miriam de espiritualidad ignaciana, dieron su ponencia cuyo título era Espiritualidad feminista: una conversión más profética que ascética. Profundizaron sobre el tema de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio desde el feminismo. Yendo con San Ignacio, ir más allá de él, desde esos lugares nuevos de la teología, de la realidad y desde una perspectiva feminista, desde la experiencia de las mujeres. ¿Qué aportan los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de liberación a las mujeres? ¿Es su discurso lo suficientemente verdadero como para explicar, iluminar e integrar la experiencia de las mujeres? Los Ejercicios Espirituales desde el Principio y Fundamento [EE 23] desarrollan una imagen de Dios que luego va a recorrer todos ellos. ¿Cuál es el imaginario que está en juego? Puesto que coge a la persona entera, ¿qué discurso es liberador para la persona y ésta, mujer? Presentaron una reflexión con la sospecha de que se ha proyectado una conversión con tintes patriarcales, es decir, lo que salva a las mujeres: maternidad, hermana de, renuncia por el bien de los demás… Nos mostraron claves hermenéutica entre la sabiduría de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio y la sabiduría cristiana feminista para cruzar al paradigma de la humanidad co-igual de la mujer.


La segunda ponencia fue impartida por la psicóloga y teóloga Mentxu Martín Aragón titulada Caminar con el cuerpo: redescubrir el cuerpo en la espiritualidad cristiana y habló de la espiritualidad corpórea como clave para poder vivir plenamente, ya que el cuerpo es el único que nos puede dar razón de una experiencia de fe más allá de una simple teoría. Esta espiritualidad corpórea implica una nueva relación amorosa con nuestro cuerpo, con nosotras, con los demás y con la creación. Entendemos el cuerpo como ese “sabio interno” que nos habita y que contiene nuestras sensaciones físicas, sentimientos, emociones y pensamientos, y que puede saber mucho más que nosotras, que nuestra mente. El cuerpo como lugar ente tu ser y una Presencia Sagrada mayor que tú. Nuestro cuerpo es “templo del Espíritu de Dios” (I Cor 3, 16-17). Es nuestra casa, y suele andar deshabitada, como diría S. Agustín: “Tú estabas dentro de mí y yo estaba fuera” (Confesiones X, 27,38). Todos los seres humanos compartimos la experiencia de habitar nuestro propio cuerpo. La Espiritualidad que escucha el cuerpo, aprende a caminar con la vida que experimentamos desde dentro. Estamos entrelazados unos con otros y con el gran misterio de Dios.


La tercera ponencia fue a cargo de la teóloga, terapeuta y artista, Amparo Navarro Salvador que propuso un Caminar por la justicia: “y vio Dios que era bueno”. Alentar la historia desde el centro. Expuso la cruda realidad de la injusticia al recordar a Heba Zagout, artista palestina asesinada el pasado 13 de octubre en La Franja de Gaza en un ataque aéreo. Expresó que a pesar de estos acontecimientos que aniquilan nuestra humanidad, estos no extinguen la lucha del bien que ayuda a regenerar el sentido de todo cuanto vivimos y nos abre un camino de esperanza. Habló también de la importancia que tiene que las mujeres aprendan a defenderse y agarren las riendas de su vida en todas las dimensiones políticas y sociales y logren su autonomía para poder alcanzar esa igualdad. La voz y el liderazgo de las mujeres, tanto en el gobierno como en la religión a la que pertenecen, son elementos necesarios para una auténtica justicia. Nos alentó a construir esa justicia desde el respeto a los cuerpos de las mujeres, considerando su papel en la sociedad, reconociendo su valor negado, compartiendo con nosotras el pan, la casa común y la sabiduría, dones dados a todas y a todos por Dios. Nos invitaba a ser conscientes del valor del cuerpo como símbolo vivo de la presencia de Cristo y acuño el término corazonar, ya que sólo el amor es digno de fe, para no seguir favoreciendo la transgresión, el mal y la injusticia.


La última ponencia fue impartida por la teóloga y religiosa dominica Graciela Dibo, quien planteó un Caminar desde la ecología partiendo de Hermenéuticas bíblicas desde la Espiritualidad Ecofeminista. Desde lo que ella dijo (Mc 7,24-30, mujer sirofenicia) hacia una comunidad de vida con toda la creación.

Partiendo de la experiencia del cuerpo de las mujeres, tomando como ejemplo a las mujeres guaraníes de la zona de la triple frontera con Brazil, Paraguay y Argentina, Graciela planteó una posible solución a la grave crisis ecológica. No basta con denunciar el sexismo, sino que hay que de-construir los mecanismos del poder patriarcal que están llevando al planeta a la extinción. En el marco de las hermenéuticas bíblicas ecofeministas en construcción, y desde la experiencia de la espiritualidad holística en clave de mujeres, Graciela aborda el pasaje de la mujer sirofenicia para una mejor comprensión del nuevo paradigma que plantea. Esta mujer se coloca al mismo nivel que Jesús, lo confronta, haciéndole cambiar su postura inicial. Con ello, esta teóloga propone una forma de relación circular entre las personas y sin supeditaciones que alcanza a toda la creación, como propuesta para una ecología integral.


También hubo un tiempo para la presentación de las nuevas publicaciones promovidas desde ATE, en la colección Aletheia de la editorial Verbo Divino, Miradas a todo color y Ventanas a la Sinodalidad que están teniendo una muy buena acogida.


Emma Martínez Ocaña impartió el taller Espiritualidad Corporal por la tarde del sábado que gustó mucho entre las asistentes.


Y todo ello dentro de un clima festivo y de celebración por el 30 aniversario de la ATE que se amenizó con un concierto dado por Carmen Murillo, el sábado por la tarde y la celebración llevada a cabo por Mabel Ruiz y el grupo de Zaragoza, el domingo.










Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
bottom of page