Razones para hacer huelga en la Iglesia (y IV)

La pregunta crítica por el uso y por el poder de las interpretaciones de los textos bíblicos sobre las mujeres, apareció cuando las mujeres comenzaron a tomar conciencia de su situación y a luchar por sus derechos.

Ya en 1848 en Seneca Falls (USA) se oyó: “Decidimos: que la mujer se ha mantenido satisfecha durante demasiado tiempo dentro de unos límites determinados que unas costumbres corrompidas y una tergiversada interpretación de las Sagradas Escrituras han señalado para ella, y que ya es hora de que se mueva en el medio más amplio que el creador le ha asignado”.

Hace ya mucho tiempo que sabemos que todo ser es templo de Dios. Pero también sabemos que los cambios son mucho más lentos en las iglesias que en la sociedad civil, si a pesar de tener un marco legal civil que protege a las mujeres su lento desarrollo nos lleva a una Huelga Mundial de mujeres, ¿Qué tendremos que hacer en nuestras iglesias? Y en concreto en la nuestra, para que se legisle la coherencia evangélica con el proyecto igualitario sin igual de Jesús de Nazaret.

Entendemos que los poderes patriarcales son de difícil disolución, porque es necesaria “la personal implicación de quienes lo ejercen”, y lo observamos en la valiente actuación del Papa Francisco que no deja de ser contingente a pesar de la brutal adversidad patriarcal a la que se está enfrentando. No, no podemos demorar más por razones de coherencia y de desarrollo de la corresponsabilidad eclesial, social, cultural etc., la exigencia del respeto y la consideración que se nos debe a las mujeres.

Es decir, no podemos seguir “sirviendo a los cántaros o recipientes de agua que no sacian la sed divina”, es nuestra responsabilidad “exigir” la dignidad que Jesús nos hizo conocer, Juan 4,5-43; 17,3.

La Fuente inagotable tropieza con las miradas bíblicas que no cuestionan el sistema patriarcal y son un obstáculo para el movimiento feminista teológico que en el mundo viene ganando espacio a partir de los vientos reformistas impulsados del papa Francisco.

Por todas estas razones de CORRESPONSABILIDAD ECLESIAL y porque: “Quiero sacar la piedra de la deformación de la mujer, porque en el Génesis se dice que Dios creó al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza” (Seibert, 1992:150). ¡¡DEBEMOS IR A LA HUELGA EN NUESTRA IGLESIA!!

Mercedes López (Sevilla)

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic