top of page

Mensaje a las socias con motivo del 8M

Estamos en otro 8 de marzo, lo que despierta esta fecha y los interrogantes que sugiere parecen una buena ocasión para pensar qué supone para nosotras, como teólogas y como asociación de teólogas, reflexionar sobre el pasado. A la Junta nos parece que la tarea teológica –sea desde el ámbito en que nos situemos cada una– se refiere continuamente a los testimonios, a las memorias y a la configuración de nuestras identidades, como tan bien nos han mostrado nuestras biblistas. Vosotras nos habéis planteado cuestiones del tipo cómo surgieron o cómo fueron elaborados esos testimonios; qué lenguajes y a qué símbolos recurrieron para elaborar determinadas retóricas, o bien quiénes pudieron tener autoridad y quiénes se encargaron de transmitir los acontecimientos nucleares a las comunidades surgidas en torno a Jesús y a sus sueños del Reino.

El 8M nos invita a salir a la calle, a juntarnos, a expresar con la fuerza de nuestros cuerpos que el mundo debe cambiar porque no nos permite vivir a todas en él. La teología feminista en esa constante ida y vuelta hacia el centro, que es el Dios trinitario, también nos invita a recorrer caminos, a juntarnos y a expresar sororalmente que “todavía no”. La violencia sigue siendo ensordecedora, mata y practica el genocidio. Como asociación no estamos al margen, no somos indiferentes y buscamos con urgencia caminos de pacificación y de reconstrucción que traigan alivio y que “empujen” la salvación.

Al mismo tiempo, para algunas de nosotras, las movilizaciones de estos días de la “Revuelta de las mujeres en la iglesia” están siendo muy emocionantes porque nos hablan de otras maneras de ocupar los espacios eclesiales y de buscar formas políticas de reconocimiento y de igualdad de derechos. Además, como vemos en nuestra página web, acabáis de defender vuestras tesis doctorales, estáis publicando, investigando o transfiriendo vuestro conocimiento a través de charlas, retiros o en distintas expresiones artísticas. Es una vitalidad enorme por la que damos gracias al Dios de la vida.

Esperamos veros pronto a cada una en nuestros próximos Pintxos Teológicos ya que debatir y pensar juntas es siempre una posibilidad de crecimiento. También os anunciamos que queremos retomar los Seminarios Teológicos para seguir así modelando investigaciones que puedan llegar a convertirse en futuras publicaciones. Son muchas las actividades que ya estamos desempeñando y otras tantas las que tenemos en marcha. Os damos las gracias a cada una, por tanta creatividad teológica. Pero también os pedimos que, como las mujeres bíblicas, salgamos a ocupar los caminos, las calles y las plazas para seguir encontrándonos con otras y continuar alegrándonos en aquello que merece la pena y la alegría.




Comments


Lista de Entradas

30 Aniversario

bottom of page